mind-2197437_1920

El conflicto

Las personas desarrollamos una buena relación cuando obtenemos lo que necesitamos o conseguimos lo que queremos, cubriendo de esta manera nuestras necesidades y las necesidades del contrario.

Cuando estas necesidades nacen, aparecen a su vez una serie de temores que consiguen apartarnos de lo que actualmente esta tan de moda: “nuestra zona de confort” y, como consecuencia de ello, surgen LOS CONFLICTOS. Esto se resume en que, básicamente, al no obtener los resultados individuales e inmediatos a los que nosotros aspiramos, sufrimos cierto complejo o frustración, produciéndose un conflicto interno canalizado frente a los demás. Ante la posibilidad de dicho conflicto, tendemos a romper esa relación de manera equívoca, ya que con ello no resolvemos el problema planteado.

Por tanto, nos encontramos ante un conflicto cuando los intereses entre una persona y otra (o de una persona con otra  – o- frente a otra) son diferentes –existen diferencias entre ambas-, asumiendo un desacuerdo de percepciones y valores de cada parte. Sin embargo, el conflicto podría llegar a evitarse a través del dialogo, la empatía y el entendimiento, superando las citadas diferencias con éxito.

Son herramientas necesarias para el entendimiento:

  1. Controlar los estados emocionales: Debemos tener en cuenta que muchos de los conflictos brotan desde un ambiente acalorado, dejando de lado el razonamiento que es esencial para transmitir un buen mensaje.
  2. Comprensión: Empatizar es una de las herramientas básicas para el entendimiento, ponerse en el lugar de la otra persona o grupos de personas es necesario para entender sus inquietudes y comprender lo que está provocando en su ser en este momento (su situación, opinión o perspectiva del conflicto). No debemos olvidar que empatizar no se puede convertir en justificar ni juzgar.
  3. Diálogo: Debemos comunicar nuestros estados emocionales y pensamiento de una manera real. Si somos sinceros y verbalizamos nuestros pensamientos ciertos, crearemos una pureza en el canal de comunicación sin generar confusión en el receptor. Por tanto, esa comunicación tiene que desarrollarse de una forma efectiva y sincera desde el respeto.
Etiquetas: Sin etiquetas
0

Agregar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *